FRITADA DE SUFLÍ


La ensalada de Suflí, también conocida tradicionalmente como “Fritada de Suflí”, desde hace 35 años, es una conserva casera típica de los pueblos del levante almeriense. Esta conserva se compone de dos de las hortalizas más usadas en la costa mediterránea como son el pimiento y el tomate. Con ellas, fabricamos una estupenda ensalada clásica de la Comarca del Almanzora la cual aliñamos con aceite, sal, atún, cebolla, huevo duro, aceitunas negras, bacalao, etc. Además, tiene otra aplicación muy típica de donde recibe su denominación más popular, fritada, ya que se utiliza como sofrito para cocinar en el fuego con carne (pollo, conejo, costilla, magra, etc.), dando como resultado una sabrosa salsa de pimiento y tomate.

Sus componente, como hemos comentado, son el pimiento verde con casco grueso asado artesanalmente al carbón de encima totalmente a mano, consiguiendo así todo el olor y sabor de la lumbre. Después, es pelado a mano y repasado hasta quitarle la piel quemada, sin someterlo a lavados o procesos químicos. A continuación, es cortado en trozos grandes y generosos. El tomate, igualmente de forma artesanal y a mano, es escaldado en agua caliente sin ningún proceso químico, pelado y troceado, siendo mareado (cocido) hasta que hierve. Para darle mayor calidad y consistencia a la conserva, le quitamos el agua sobrante que contienen el tomate. Por último, mezclamos pimiento y tomate con un unto escaso de sal.

El llenado, cerrado y posterior conservación se realiza según la costumbre tradicional de antaño, ya que utilizamos el “baño María” como método de esterilización y vacio de todos nuestro productos. De esta forma, conseguimos alagar su duración en el tiempo sin alterar las propiedades de las hortalizas.

Ingredientes

  • Tomate escaldado, pelado, troceado y cocido
  • Pimiento asado al carbón, pelado y troceado
  • Sal
  • Dulce o Picante