PIMIENTOS ASADOS SECOS


El pimiento resulta un alimento muy versátil al poder ser combinado en multitud de recetas sanas y se convierte en un producto ideal para seguir una alimentación sana y equilibrada. La deshidratación es un método muy útil para preservarlos. Nuestros pimientos asados y secos se mantienen en unas óptimas condiciones para ser consumidos durante más tiempo, incluso fuera de temporada. Extraemos el agua que contienen utilizando el proceso tradicional, natural y sencillo, y aprovechando el clima seco del que disfrutamos en la provincia de Almería.

Los alimentos deshidratados mantienen todo el sabor e, incluso, muchas veces éste se realza. Además, los nutrientes experimentan pocas variaciones.

No todos los pimientos se pueden deshidratar mediante el proceso tradicional y es ahí donde hacemos la primera selección utilizando nuestros “Pimientos del País” cuando están en su punto justo de maduración, sin golpes ni partes dañadas. Entonces, los asamos en brasas de carbón; los pelamos manualmente, de uno en uno; y los metemos en aguasal. A continuación, se exponen al sol y al aire hasta que alcanzan la deshidratación adecuada. SOLO SOL Y SAL, sin más.

Una vez deshidratados, se envasan en tarrina. Se pueden consumir rehidratados. Para ello, se sumergen en remojo varias horas antes de su uso. Son el ingrediente perfecto en guisos tradicionales “de cuchara”, arroces, sopas, pastas,…, potenciando los sabores de los mismos. Y, ¡¡prueba a freírlos deshidratados, para acompañar nuestras tradicionales migas!!. ¡¡ Buenííísimos!!.