TOMATES SECOS EN TARRINA Y TOMATES SECOS EN ACEITE DE OLIVA CON ALIÑO


A pesar de que técnicamente es una fruta, el tomate suele ser clasificado como un vegetal. Nuestros tomates deshidratados se mantienen en unas óptimas condiciones para ser consumidos durante más tiempo, incluso fuera de temporada. Extraemos el agua que contienen utilizando el proceso tradicional, natural y sencillo, y aprovechando el clima seco del que disfrutamos en la provincia de Almería.

Los alimentos deshidratados mantienen todo el sabor e, incluso, muchas veces éste se realza. Además, los nutrientes experimentan pocas variaciones. Se sabe que el tomate tiene muchos beneficios para la salud, incluyendo la reducción del riesgo de enfermedades graves como las del corazón y el cáncer.

Seleccionamos los tomates cuando están en su punto justo de maduración, sin golpes ni partes dañadas. Entonces, los lavamos y los partimos. A continuación, se exponen al sol y al aire con un espolvoreo de sal hasta que alcanzan la deshidratación adecuada. SOLO SOL Y SAL, sin más.

Una vez deshidratados, se envasan en tarrinas o sumergidos en aceite de oliva aromatizado con tomillo, romero,…, abundantes también en nuestra tierra. - Los primeros, se pueden consumir directamente o después de rehidratarlos. Para ello, se meten en remojo varias horas antes de su uso. Son el ingrediente perfecto en guisos tradicionales “de cuchara”, arroces, sopas, pastas,…, potenciando los sabores de los mismos. Y, prueba a freírlos deshidratados, para acompañar nuestras tradicionales migas. ¡¡Simplemente riquííííísimosss!! - Para la utilización de los segundos, ¡¡abre el tarro y listo!! Puedes usarlos como ingrediente en tus ensaladas, en la elaboración de tapas con distintos tipos de quesos, en tus guisos y en todas aquellas recetas a las que te conduzca tu imaginación.

Tomate Seco
Tomate Aliñado